¡¡¡Bienvenido a mi página de viajes, espero que disfrutes en ella!!! Puedes visitar el resto de mis blogs que seguro te gustarán. ¡¡¡Muchas gracias por tu visita y vuelve pronto!!!

martes, 29 de octubre de 2013

Visita al Monasterio de Valvanera en la Rioja

Monasterio de Valvanera
El pasado domingo 20 de octubre terminamos nuestra estancia de fin de semana en la Rioja visitando el Monasterio de Nuestra Señora de Valvanera, lugar donde se venera a la Virgen de Valvanera, patrona de la Rioja.

Como estábamos en Ezcaray, salimos de esta localidad en dirección a Logroño, pasamos por Santo Domingo de la Calzada y llegamos a Nájera dónde cogimos el desvío para Anguiano, localidad conocida por realizar en ella una de las tradiciones más antiguas de La Rioja, la conocida como “Bajada de los Danzantes”.
Anguiano. Calle de los Danzantes

Ezcaray
De Ezcaray hasta Anguiano hemos tardado 1 hora en recorrer los 55 km que separan las dos localidades. Desde Anguiano al Monasterio de Valvanera hay 14 km por una carretera llena de curvas, por lo que tardamos algo más de media hora en llegar. Desde Logroño hay 54 km.

El Monasterio de Valvanera se encuentra situado en plena montaña, a 1.026 metros de altura sobre el nivel del mar, en la Sierra de San Lorenzo (Sierra de la Demanda) en las estribaciones de los Pancrudos.
El nombre del Monasterio  Valvanera, proviene de una expresión latina «Vallis Venaria» que significa «Valle de las venas de agua» por tratarse este de un valle con abundantes fuentes, arroyos y cascadas. La primera referencia al Monasterio data de 1016 en que aparece en el documento "Conveniencia y concordia" establecido entre Sancho Garcés III "el Mayor" rey de Nájera-Pamplona y su suegro, el conde de Castilla Sancho, sobre delimitación de las fronteras entre amos territorios.

En la entrada del
Monasterio
Monasterio de Valvanera
La leyenda de la fundación del Monasterio dice que se realizó como consecuencia de la aparición de la imagen de la Virgen, del siglo XI, en manos de un ladrón arrepentido. Un tal  Nuño Oñez, natural de Montenegro, cansado de la vida licenciosa y mundana,  decide penar sus culpas mediante una vida de oración para lo que se retira a la cueva de  Trómbalos en la localidad de Anguiano. La  villa de Brieva le asigna un sacerdote llamado Domingo y bien por su intervención o amonestado por un ángel, como dicen las memorias del monasterio, tiene una revelación que le lleva a caminar por el Valle Venario en compañía de Domingo en busca de una imagen de la Virgen, que encontró en la oquedad de un gran roble, donde enjambraban las abejas y a cuyo pie brotaba un manantial iniciándose desde ese mismo momento el culto con el título de Valvanera. La leyenda cuenta también que la imagen fue tallada por San Lucas y traída después a España el año 71 d.C. Esta leyenda se cuenta en la obra "Historia Latina" escrita por el Abad de Valvanera, Don Rodrigo de Castroviejo en el año 1419, probable traducción al latín de un texto del siglo XIII escrito posiblemente por Gonzalo de Berceo y alrededor de la imagen encontrada se construyó el primer cenobio.
Interior de la Iglesia
La Virgen de Valvanera
 La fundación real del monasterio está fechada en tiempos de Leovigildo con una iglesia visigótica. En 1072, Sancho el de Peñalén hizo importantes donaciones dando paso a una iglesia prerrománica consagrada en el año 1073. Alfonso VI en 1092, otorgó al monasterio comunidad de pastos con Matute, Tobfa, Angulano, Nájera y el Valle de Ojacastro. En  el 1183 había una iglesia románica de la que se sólo conserva una torre. En el año 1413 se produjo un gran incendio el cual causó gravísimos daños. En 1473 sabemos que los monjes poseían 4.000 ovejas y crecimiento de la cabaña del Monasterio experimentó un continuado ascenso hasta los inicios del siglo XVIII en que supera las 12.000 cabezas. La iglesia actual es del siglo XV.

En el altar mayor de la iglesia se encuentra el camarín de la Virgen de Valvanera al que se accede por unas escaleras laterales. La parte superior está presidida por un Cristo Majestad "Pantocrator" y debajo las imágenes de San Pedro, San Pablo, San Benito y San Atanasia.
Puestas del Monasterio, de la Iglesia y de la Hospedería
El monasterio en plena reconquista fue foco de veneración de la imagen de la Virgen de Valvanera y de cultura en la Edad Media, como lo demuestra la famosa Biblia Poliglota de Valvanera. Fue incendiado por las tropas napoleónicas en 1809 y se dispersó a la comunidad benedictina, aunque poco después volvieron a reunirse aquí. Durante el Trienio Liberal del general Riego la comunidad de monjes fue disuelta hasta el año 1823.
Iglesia primitiva donde se realizó el primer culto a la Virgen
En el año 1839, con la Desamortización de Mendizábal, el monasterio quedó en estado de abandono total. La Imagen de la Virgen pasó a la parroquia de Brieva, donde estuvo hasta que fue restituida a su antiguo emplazamiento en diciembre del año 1885. En 1889 una extraordinaria romería festejaba el hecho. En 1914 pasó a ser de nuevo Abadía la bajo el mandato del abad riojano padre Agustín Urcey Prado. La actual traza arquitectónica se levantó en 1949 y un año más tarde se inauguró la magnífica Hospedería .En la actualidad el santuario está regido por una comunidad de monjes benedictinos.
Vista de la Hospedería

Talla de la Virgen
La talla de la Virgen es la talla más importante de santuario y se desconoce el autor y la fecha de realización, aunque parece que se trata de una talla románica de la segunda mitad del siglo XII, aunque muy repintada y algunos autores retrasan la fecha hasta el siglo X. El manto del niño es una auténtica clámide imperial, típica de los bizantinos, la túnica de la Virgen tiene amplísimas bocamangas, tal como venían usando las reinas en la España del siglo IX.

Se asienta sobre una silla curul, similar a la de los ediles romanos, decorada con cuatro águilas sumamente estilizadas, apoyada en una peana en forma de pentaedro que se decora con blasones. La Virgen, de rostro ovalado y ojos negros, luce unas vestimentas muy ajustadas, mientras con su mano derecha sostiene al Niño, en la izquierda luce una fruta. Destaca en la talla la postura del niño, extrañamente contorsionada, que ha dado pie a distintas interpretaciones. La imagen fue canonizada por el cardenal Hildebrando Antoniuti, el 16 de Octubre de 1.954 en el Paseo Príncipe de Vergara de Logroño con la presencia del entonces Jefe del Estado Español, general Franco.
Placas que recuerdan el patronazgo riojano de la Virgen de Valvanera 
El lugar posee un gran valor simbólico ya que en su iglesia se venera la Virgen de Valvanera, patrona de La Rioja y Cameros. En la actualidad acuden numerosos romeros de toda la Rioja al Monasterio, por lo que es punto de encuentro de constantes peregrinaciones.
Paseo bajo los Arcos del Monasterio y en la explanada de acceso
Muy cerca del Monasterio de Valvanera se encuentran los Monasterios de Suso y Yuso de San Millán de la Cogolla. Todos ellos son dignos de visitarlos.

Itinerario de la ruta realizada
No os perdáis la visita al Monasterio de Valvanera, merece la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada